Calculadora de préstamos

Inicio/Otros/Calculadora de préstamos

Con esta útil herramienta vas a poder calcular el coste real de un préstamo, con las cuotas y las comisiones derivadas del capital prestado. Así podrás mirar con lupa qué es lo que exactamente vas a pagar.

Sin los préstamos o créditos, muchos de nosotros no podríamos acceder a comprar un coche nuevo o realizar el viaje soñado. La agilidad con la que una persona puede disponer de una cantidad de dinero en un momento concreto, puede ser la salvación frente a un apuro o incluso ayudar a cumplir los objetivos marcados

Pero, dado que encontrarás más de una opción, ten presente que es importante analizar bien las posibilidades y comparar todas ellas, antes de decantarnos por el préstamo online que se adapte a tus necesidades. ¿Sabrías cómo calcular las cuotas del crédito que estás pensando solicitar?

Planificar la devolución antes de pedir un préstamo

Esta calculadora será tu mayor aliada a la hora de escoger y concretar todos los detalles que has de controlar antes de elegir el préstamo ideal. ¿Por qué? Porque con ella podrás calcular la cuota mensual que más cómoda te parezca, así como el tiempo que tardarás en devolver el préstamo.

Un ejemplo práctico de préstamo personal

Tiempo de cálculos: 3 min

Pongamos que te quieres comprar un coche. A la hora de solicitar un préstamo personal has de tener en cuenta la cantidad total a financiar, la tasa de interés y el tiempo de vida del préstamo. Gracias a los resultados arrojados por la calculadora de préstamos verás que, según el número de meses que escojas, los cambios pueden ser considerables.

  • Paso 1. Elegir la cantidad que deseas

    Desde la calculadora disponible en esta misma página deberás rellenar los campos requeridos. Para hacer la prueba, vamos a ver qué pasa con un préstamo de 5.000 euros.
    Calculadora

  • Paso 2. ¿Qué interés aplicar?

    A veces uno se hace un lío entre el TIN y el TAE. El TIN (Tipo de Interés Nominal) es el tanto por ciento que la entidad va a cobrar por prestar un dinero. Pero un préstamo origina más gastos. Para eso está el TAE (Tasa Anual Equivalente) que además de incluir el TIN, tiene cuenta otras comisiones. Entonces ¿qué introducimos en este campo? Pues el que te haya propuesto el prestamista privado elegido. Recuerda que en la página principal tienes un largo listado a tu disposición, aunque para este ejemplo, vas a poner un interés del 6%.

  • Paso 3. ¿A qué plazo comprometerse?

    El plazo de pago es el número de años en el que vas a devolver el préstamo solicitado. Puedes empezar calculando en base a 5 años (o 60 meses), un periodo estándar en lo que respecta a los préstamos para comprar un coche.
    Sin embargo, esta calculadora es tan práctica que te sirve para calcular préstamos distintos, tanto a largo como a corto plazo, puesto que puedes escoger que la devolución se efectúe en días, en meses o, como en este ejemplo, en años.

  • Paso 4. ¿Interés fijo o variable?

    Algo muy común a la hora de solicitar una hipoteca es plantearse si es mejor elegir un tipo de interés fijo o un tipo de interés variable. Y no hay una respuesta unánime. El tipo de interés variable cambia en base a un índice, (el Euribor, generalmente) por lo que habrá momentos en que se prevean subidas y los expertos recomienden optar por un tipo de interés fijo. 

    Lo mejor es analizar todos los escenarios posibles para tomar la mejor decisión. Sin embargo, en este ejemplo se verá más claramente si escoges un tipo de interés fijo.

  • Paso 5. Comisión

    Todos los datos que necesitas para hacer estos cálculos te vendrán dados en la propuesta de la entidad bancaria o empresa prestataria. (¡Atentos a la letra pequeña!). En el desplegable tienes varias respuestas distintas pero para este hipotético préstamo que vas a probar de calcular, marca la opción sin comisiones. cuotas de ejemplo

  • Paso 6. Observa los resultados

    En este caso, con una tasa de interés del 6% podrás ver que la cuota mensual resultante es de 96,66€, mientras que el interés total, el que habrás pagado a la entidad tras los 60 meses de proceso de devolución del préstamo, es de 799,88€.

  • Paso 7. Así serán todas las cuotas

    La calculadora de préstamos te permite conocer, mes a mes, la cuota correspondiente, pero también podrás ver en detalle de qué está formada cada cuota. Observa, en el cuadro de amortización, que la cantidad que corresponde a los intereses y la que corresponde al capital dentro de cada pago no es constante. 

    ¿Por qué? Porque, según marca el sistema de amortización francés, el que se emplea en España, durante la primera fase del tiempo de vida del préstamo se cubre mayor cantidad de intereses que de capital. Así, mientras un valor va decreciendo (el interés) el otro va aumentando (el capital), pero siempre sumando juntos la misma mensualidad.
    detalles del préstamo

¿Y si cambiamos las variables?

Jugar con la calculadora de préstamos es el modo ideal de planificar cómo gestionar la devolución del crédito. Cambiando el plazo de devolución puedes encontrar resultados muy diferentes.

Por esa razón es importante analizar bien la situación y elegir el periodo de tiempo más corto que te sea posible, para así conseguir un equilibrio entre las cuotas mensuales y el interés generado por el préstamo que solicitas.

Conseguir el interés más bajo posible

En cuanto a la tasa de interés, en el mundo de los préstamos privados las posibilidades son muy amplias. Podrás obtener un préstamo incluso estando en ASNEF, o a pesar de no tener nómina. No obstante, en esos casos es posible que te pidan una garantía o que, como compensación, el tipo de interés anual sea más elevado.

También influye el historial de crédito de una persona, por lo que acceder a un préstamo de una cuantía reducida, que puedas devolver rápida y puntualmente contribuye a construir ese perfil favorable al que las entidades prestatarias van a consultar. 

calcular préstamo

Tipos de comisiones a la hora de calcular préstamo

Como hemos visto con la diferencia entre TAE y TIN, existen ciertas comisiones que la entidad carga en base al capital prestado, aparte del interés en sí mismo. Algunas comisiones son fijas, marcadas por un porcentaje sobre el capital prestado, como por ejemplo:

  • La Comisión de Estudio. Se cobra sólo si se concede el préstamo, por haber examinado la solvencia del cliente para conocer su situación financiera.
  • La Comisión de Apertura. Como su nombre indica, se realiza con la apertura del crédito o préstamo. 

Existen otras comisiones variables, como:

  • La Comisión de Cancelación Anticipada, que se calcula en base a los intereses que se hubieran generado sobre el capital endeudado en ese momento, en caso de que el préstamo se hubiera prolongado durante el tiempo que estaba estipulado cuando este se firmó.

¿Y con un plazo más corto? ¿Y más largo?

Si, por ejemplo, te das cuenta de que te va a ser posible devolver antes el préstamo y lo solicitas a 3 años, la cuota mensual será un poco más elevada (de 96,66 € a 152,11 €) pero la cantidad total de interés se habrá disminuido bastante, de 799,88 € a 475,96 €.

Sin embargo, puede que la situación requiera un plazo, cuanto más largo mejor. Modifica el tiempo, poniendo esta vez 6 años, pero manteniendo la misma tasa de interés y monto total del capital solicitado. 

Los números hablan. Como podrás ver, la cuota se habrá reducido un poco (de los 96,66 € iniciales han pasado a una mensualidad de 82,86 €) sin embargo, el interés habrá subido de los 799,88 € a estos 966,23 €. Teniendo los números así de claros es cuando podemos ver qué opción es la que más nos beneficia.

haciendo cuentas

Estos ejemplos hablan por sí mismos. Cada variable influye en el resultado final, así que, si ha llegado el momento de solicitar un préstamo, analiza y compara cada propuesta antes de escoger la opción que mejor se adapte a tus necesidades. Esta potente herramienta te ayudará a calcular las cifras reales derivadas de un préstamo personal, pero también de un préstamo al consumo, de un crédito, o incluso de una hipoteca.

Recuerda que la clave del éxito es la planificación, y cuando se trata de finanzas personales, ¡con más razón todavía!

noviembre 22, 2019|Otros|Sin comentarios

Sobre el Autor:

Licenciada en Ciencias Económicas por la Universidad de Tarragona. Aficionada desde muy pequeña a los números, ha trabajado en proyectos financieros con diferentes empresas y actualmente colabora como asesora fiscal con diferentes entidades.

Deja tu comentario