Consecuencias económicas del coronavirus

Coronavirus en España

El coronavirus, cuyo nombre científico es SARS-CoV-2, está trastornando la economía de todo el planeta. Su epicentro fue China, país que prácticamente detuvo su actividad económica durante semanas y que al fin parece haber dejado atrás lo peor de esta enfermedad. A la vez, ha provocado una situación inédita a pequeña escala, ya que se ha paralizado gran parte de la actividad económica a causa del cierre de miles de pequeñas tiendas que, a su vez, contagian el cierre de actividad a empresas proveedoras y autónomos.

Impacto del coronavirus en la economía española

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) lanzó el pasado 15 de marzo su previsión sobre el impacto que tendrá la pandemia sobre la economía española. Según este organismo internacional, dependiendo del tiempo en que se alargue la crisis, la economía española podría sufrir un impacto demoledor. En los últimos años España ha demostrado tener una gran fortaleza respecto a otros países de la zona Euro, gracias a un tejido empresarial más diversificado y atomizado, formado por PyMEs en un 80%. Como estamos comprobando, la crisis del coronavirus está atacando precisamente los sectores en donde las PyME son más potentes.

Cambios en la vida diaria en España

Las medidas que ha adoptado el Gobierno de España, centradas en complementar el Estado de Alarma y que incluyen la limitación de la movilidad geográfica, los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), el cierre de todos los establecimientos que no sean de venta de artículos de primera necesidad o el cierre de fronteras terrestres para personas. Sin duda, estas medidas excepcionales tendrán un impacto enorme en los sectores del turismo o el transporte, sin olvidar la bajada en la demanda general, la falta de liquidez en muchas empresas o, peor, problemas reales de solvencia.

¿Coronavirus supondrá una recesión en la UE?

Si salimos del panorama del estado español en particular, nos encontramos que la OCDE prevé que la crisis del COVID19 arrastrará a la Unión Europea hacia la recesión, restando hasta un 2,5% en el crecimiento de la zona Euro y la contracción del PIB de hasta el 1,1%. Eso sí, la misma OCDE prevé que en 2021 la economía europea pueda empezar a recuperarse.

Los créditos y las hipótecas en los tiempos del coronavirus

Viendo el panorama tan desalentador que tenemos delante a causa de la irrupción de este virus y la crisis sin precedentes a la que se enfrentan los estados de la Unión Europea, es imposible no preguntarse sobre el futuro más cercano. ¿Qué puede pasar si esta crisis se alarga en el tiempo? Pese al impulso que se ha realizado al teletrabajo, es evidente que no todos los sectores pueden afrontarlo y, en caso de que se decrete un cierre total de los centros de trabajo para limitar los contagios, podemos vernos afectados por un despido temporal o unas vacaciones forzadas. 

Dada la situación, el gobierno español está pensando en moratoria del pago de préstamos o hipotecas a las personas físicas. Además, las diferentes administraciones del Estado (municipios, autonomías y estado central) ya aseguran que prevén aplazamientos en el pago de ciertos impuestos.

Ayuda para PyMEs y autónomos por el coronavirus

En cambio, los autónomos y PyMEs podrán aplazar los pagos del IRPF, el IVA repercutido y el impuesto de sociedades. El requisito será que en el año 2019 no hayan superado un volumen de facturación superior a los 6 millones de euros.

Respecto a los préstamos concedidos por la Secretaría General de la Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa, los más afectados podrán acogerse al paquete de medidas de apoyo. Para solicitar un aplazamiento extraordinario del pago hay que cumplir los siguientes requisitos:

  • Plazo de vencimiento tiene que ser inferior a 6 meses
  • El virus ha causado en los beneficiarios: períodos de inactividad, reducción del número de ventas o interrupciones en el suministro de la cadena

Dicho de otro modo: si somos beneficiarios de un préstamo de esta entidad, debemos demostrar que la pandemia está afectando a la actividad de nuestra empresa.

Por último, las medidas que aprobó el Gobierno para ayudar a los autónomos y las PyME se incluye una línea de créditos ICO de 400M€ destinada a los préstamos para autónomos que se dedican a los sectores más afectados por el coronavirus: transporte, turismo y hostelería.

Comentarios (0)
Deja tu comentario