Préstamos online y bancarios – Diferencias

Home/Blog/Préstamos online y bancarios – Diferencias

diferencias entre préstamos bancarios y en líneaEl panorama de los préstamos está experimentando cambios importantes a medida que proliferan las opciones de préstamos online.

Primeramente, hace algunos años los bancos eran los únicos proveedores de préstamo o créditos. A día de hoy, la situación ha cambiado bastante con los nuevos préstamos inmediatos.

Debido a que el endeudamiento en los consumidores se ha disparado, cada vez más personas optan por solicitar productos crediticios.

El banco o las entidades bancarias siempre han sido el lugar donde los clientes debían y deben pedir un préstamo crédito.

Con la llegada de los nuevos proveedores online de préstamos este escenario se ha diversificado. Entonces ¿existe diferencias entre préstamos bancarios y online?

Diferencias entre préstamos bancarios y en línea

¿Existe diferencia entre los préstamos online y los préstamos bancarios? Por supuesto que sí, la aparición de los nuevos préstamos online ha abierto una puerta nueva para lograr crédito.

Muchos expertos en el sector no acaban de ponerse de acuerdo entre las diferencias entre préstamos bancarios y en línea.

Son los dos proveedores de crédito, pero se pueden determinar algunas características que los diferencian.

En principio, todos los proveedores de préstamos a plazos tienen una oferta similar. Como prestatario, usted recibe un monto fijo que luego paga en un plazo determinado.

Al hacerlo, realiza pagos de intereses al banco que otorga el préstamo, muy similar en ambos casos. Sin embargo, si se distingue diferencias entre préstamos bancarios y online bancarios préstamos que pueden ser muy relevante para su elección.

La ventaja más atractiva del préstamo online está en las tasas de interés generalmente más bajas. Los bancos que otorgan préstamos en línea tienen costos mucho más bajos, también pueden ofrecer tasas de interés más bajas.

Además, los préstamos online se enfrentan a una mayor competencia y el margen de beneficio que se estima es menor. Aunque se confirma que las comisiones de penalización por demora en el pago pueden ser muy elevadas.

Más diferencias entre préstamos bancarios y online

Las sucursales bancarias pueden confiar en la lealtad de sus clientes. Generalmente mantienen otros productos como cuentas corrientes o seguros, el nivel de competencia no están notable como en el modo online.

Otra de las grandes diferencias entre préstamos bancarios y en línea está relacionado con la celeridad en los trámites y su accesibilidad. En los préstamos online, Internet es la base, el usuario puede manejar fácilmente el préstamo a través de Internet.

Una vez que se haya elegido un proveedor online, todo lo que hay que hacer es enviar la solicitud y recibirá el contrato de préstamo.

Después de la revisión de ciertos datos (es posible solicitar préstamos online incluso formando parte de un listado de morosos). El dinero puede ser ingresado en apenas unos minutos, abierto las 24 horas del día del año.

Por otro lado las sucursales bancarias no ofrecen tanta flexibilidad a la hora de solicitar un préstamo. Las condiciones de acceso son mucho más duras, se deben cumplir ciertas características, siendo una condición innegociable no pertenecer a ningún listado de morosos.

Además el perfil de solicitante de préstamos bancarios debe poseer una salud financiera notable.

Ambos son buenas opciones, depende mucho de las características del usuario y del tipo de préstamo a solicitar. Para pequeñas cantidades a devolver en un espacio corto de tiempo, los préstamos online son una mejor opción.

Para el caso de cantidades más grandes, posiblemente, los bancos sean una herramienta más eficaz para lograr los objetivos deseados.

En ambos casos, se aconseja actuar con prudencia y asesoramiento, con el fin de no agravar el estado financiero.

July 21, 2018|Blog|0 Comentarios

Sobre el Autor:

Realiza trabajos de análisis económico. Lleva 5 años trabajando en el sector de productos financieros. Encargada de elaborar modelos financieros, analizar rentabilidad, escenarios y proyecciones financieras para el desarrollo de nuevos proyectos de inversión.

Deja un comentario