• ¿Cómo solicitar un préstamo rápido?
    Actualmente la solicitud de un préstamo rápido se efectúa desde la plataforma en línea de la entidad de crédito de tu preferencia. Allí solo tienes que escoger la cantidad del dinero y el tiempo que requieres para pagar. Luego debes completar un formulario con tus datos y esperar que te llamen para confirmar la información que suministraste.

  • ¿Qué requisitos debo cumplir para pedir un préstamo personal?
    Los requisitos para tramitar un préstamo personal son muy sencillos. Lo mejor es que no tienes que entregar documentación física, porque todo se gestiona online. A continuación te detallamos las condiciones:

    • Rango de edad entre 18 y 70 años.
    • Residenciado en España.
    • Documentación en vigor.
    • Cuenta bancaria a tu nombre.
    • Email y teléfono celular activo para contacto.
    • Ingresos recurrentes que sean suficientes para cubrir las cuotas de reembolso.

  • ¿En qué plazo puedo disponer del dinero solicitado?
    Luego que efectúas tu solicitud del préstamo online, debes esperar que se confirmen tus datos personales y bancarios. Posteriormente, si tu solicitud es aprobada en pocas horas tendrás el dinero en tu cuenta bancaria.

    Si la gestión la realizaste un fin de semana debes esperar el siguiente día laborable para que sea haga efectivo el depósito. Esto ocurre en el caso que tú banco sea diferente al de tu prestamista privado.

  • ¿Cuál es el tiempo de aprobación?
    Dependerá del monto que pidas y del ente crediticio que escogiste para efectuar tu solicitud. Generalmente los minicréditos se aprueban en menos de una hora. Pero los financiamientos con montos más elevados no sobrepasan las 24 horas.

  • ¿Cuál es el tiempo de ingreso?
    Cada prestamista promociona tiempos récord de apenas minutos para ingresar el dinero a tu cuenta. Si cumples con todos los requisitos se aprueba tu crédito y de inmediato se procede a transferir el dinero a tu cuenta.

    Claro, debes tomar en consideración que si quieres mayor celeridad en este asunto, debes hacer la solicitud en día y horario laborable. Además, si es preciso tener una cuenta en el mismo banco de la organización crediticia, para que el depósito se haga efectivo inmediatamente.

  • ¿En qué casos están recomendados los créditos rápidos?
    Es conveniente solicitar los créditos rápidos ante una situación de desequilibrio financiero momentáneo. Donde se requiera liquidez urgentemente, para cubrir cualquier gasto que no estaba contemplado en tu presupuesto del mes. Evita usar estos financiamientos para reunificar deudas, debido a que complicarás aún más tus finanzas.

  • ¿Cuáles son las ventajas de los préstamos en línea?
    Los préstamos en línea tienen muchas ventajas entre las que destacan:

    • Se solicitan en línea de forma inmediata.
    • Evitas desplazamientos, pérdida de tiempo, colas y entrega de papeleo.
    • Recibes cuantías adaptadas a tu necesidad económica.
    • Los requisitos son mínimos.
    • Son flexibles porque tú escoges el monto y el tiempo para devolver el dinero.
    • Fomentan la cultura crediticia.
    • Puedes recibir promociones de fidelidad o como cliente nuevo.

  • ¿Puedo pedir un préstamo rápido estando desempleado?
    Si es posible conseguir préstamos si estás desempleado. Solo tienes que demostrar que recibes algún ingreso mensual como la prestación por desempleo o cualquier otro tipo de ayuda.

  • ¿Puedo pedir un préstamo rápido si estoy en ASNEF?
    Por supuesto que si puedes. Muchos prestamistas privados ofertan préstamos con ASNEF. Este tipo de financiación está dirigido a quienes estén inscritos en la lista de morosos. Solamente debes cumplir con ciertas condiciones como que tu deuda no sobrepase los 2000 €. Además, tu compromiso no debe ser con otra entidad de crédito o un banco.

    Asimismo, debes demostrar que cuentas con ingresos mensuales y que son suficientes para cubrir el pago del crédito. Como por ejemplo: pensión, trabajo autónomo, nómina, cobro de arriendos, entre otras.

  • ¿Existen préstamos rápidos sin intereses?
    Si existe este tipo de producto financiero que es ofrecido por la mayoría de las organizaciones crediticias. Un préstamo sin interés consiste en una oferta dirigida a clientes nuevos, donde reciben una cuantía módica de dinero para pagarlo en una sola cuota. El período de pago es corto de apenas un mes y no te cobrarán ni un solo euro en intereses.

  • ¿Qué hacer si no puedo devolver un préstamo?
    Debes comunicarte de inmediato con la empresa prestamista con la cual contrataste el préstamo. Puedes negociar un aplazamiento de tu cuota más cercana, lo cual te costará un porcentaje adicional. Pero, este compromiso de pago te evitará entrar en la temida lista de morosos.