Cómo empezar a invertir en bolsa con poco dinero

¿Invertir? ¡Eso es para ricos!

Si pagasen un euro a los asesores financieros o a la gente que se dedica a este mundo cada vez que escuchan frases como esta, ellos sí que serían ricos. Y es que, la falta de educación financiera lleva a muchos a pensar que la inversión es algo reservado solo para los grandes capitales.

Nada más lejos de la realidad. Invertir no es otra cosa que rentabilizar el capital, lo que implica mover el dinero para lograr que nos dé un beneficio. Este, no tiene por qué ser muy grande, y desde luego no es necesario tener mucho. De hecho, gracias al interés compuesto, podemos comenzar con poco y lograr que nuestros ahorros se multipliquen (si somos pacientes). ℹ️

El problema es que la inmensa mayoría no sabe por dónde empezar. Y es lógico, teniendo en cuenta que no nos enseñan nada de esto durante nuestro tiempo escolar. Por este motivo, vamos a darte cuatro estrategias que te servirán para empezar a invertir en bolsa con poco dinero.

Cómo empezar a invertir en bolsa siendo principiante: Estrategias

Elegir productos de inversión sencillos y diversificar

Si dispones de poco capital y no cuentas con conocimientos financieros amplios, lo mejor que puedes hacer es invertir en bolsa de la forma más segura posible. Para comprar directamente acciones de empresas, es aconsejable hacer un análisis previo sobre la situación de la compañía, sus beneficios, evolución histórica, etc.

Posiblemente, no cuentes con el tiempo suficiente o la formación necesaria para esto, lo que no significa que debas renunciar a invertir en bolsa. Sencillamente, tendrás que hacerlo a través de productos financieros que te permitan hacer aportaciones pequeñas y no sean complejos.

Los fondos de inversión, por ejemplo, son una opción más que razonable para invertir en bolsa con poco capital. Están gestionados por profesionales, así que solo tendrás que aportar la cantidad de dinero que desees invertir y los gestores del fondo se encargarán del resto. Su mayor ventaja es que puedes retirar el capital cuando quieras.

De los distintos tipos de fondos que hay, para invertir en bolsa son muy interesantes los fondos indexados. Estos replican el comportamiento de otro activo, como puede ser un índice. Si, por ejemplo, quieres invertir en el mercado americano, pero tienes poco dinero, un fondo indexado al S&P 500 puede ser una buena alternativa para ti.

En general hay muchas opciones donde invertir tu dinero, te recomendamos que te informes bien de todas ellas y escojas la que más se ajuste a tu situación.

Por otro lado, está la opción de los ETFs, fondos de inversión que cotizan en bolsa. Lo mejor de todos estos productos, es que están muy diversificados, es decir, tienen acciones de muchas empresas, por lo que estarías invirtiendo en todas ellas sin necesidad de aportar mucho.

Tener un fondo de emergencia previo a la inversión

Si vas a empezar a invertir en bolsa con poco dinero, sea a través de fondos, ETFs o directamente en la plataforma, no olvides lo importante que es tener un fondo de emergencia previo.

Tengas mucho o poco capital, hay una regla básica en el mundo de las finanzas, y es que nunca debemos invertir un dinero que pueda hacernos falta en el corto plazo. El fondo de emergencia, son los ahorros que debes tener en dinero líquido (es decir, no invertido en ningún activo).

Este fondo te servirá para cualquier imprevisto económico que pueda surgir, ya sea que se te rompa un electrodoméstico, alquiles una casa y tengas que aportar la fianza, etc. La cantidad mínima de estos ahorros, debe estar entre 3 a 6 meses de sueldo aproximadamente.

En caso de gastar parte de este fondo de emergencia, asegúrate de haberlo repuesto antes de seguir invirtiendo. Recuerda que se trata de tu red de seguridad, de modo que es un dinero que no debes arriesgar.

Invertir a través de un bróker con comisiones bajas

A la hora de invertir, es necesario contar con una plataforma intermediaria, a través de la cual realizar las operaciones de compraventa de aquellos activos que nos interesen. Podemos recurrir a las entidades bancarias tradicionales, que ofrecen sus propios fondos, o hacerlo a través de un bróker.

Nuestra recomendación de los mejores brokers de bolsa:

Última actualización: 5 abril 2024
Fondos Europeos
0 euros
Tasas y comisiones
0 euros
Costes de mantenimiento
» SOLICITAR «
Desde 0.41
? 0.41% máximo para Fondos Indexados Socialmente Responsables
Tasas y comisiones
0 euros
? Sin comisiones de gestión durante el primer año
Costes de mantenimiento
» SOLICITAR «
Desde 0.008€
? Stocks and ETFs trading: from: €0.008 per stock/ETF + € 1.2 per order US Stocks options: $0.65 per contract (the lowest price in EU)
Tasas y comisiones
0 euros
Costes de mantenimiento
» SOLICITAR «
Sin comisiones de gestión
Tasas y comisiones
0 euros
Costes de mantenimiento
» SOLICITAR «
Desde 0.01%
? Según producto
Tasas y comisiones
0 euros
Costes de mantenimiento
» SOLICITAR «
1€ por transacción
Tasas y comisiones
0 euros
Costes de mantenimiento
» SOLICITAR «
0 euros
Tasas y comisiones
0 euros
Costes de mantenimiento
» SOLICITAR «
0 euros
Tasas y comisiones
0 euros
Costes de mantenimiento
» SOLICITAR «

Tenemos un artículo en el que explicamos qué es un broker de bolsa y para qué sirve.

Aunque en España es más habitual hacerlo a través del banco, muchos asesores financieros recomiendan la segunda opción debido a que las comisiones son más bajas. Fijarse en ellas, es crucial para calcular la rentabilidad de nuestra inversión.

Y es que, si invertimos en un producto que nos da una rentabilidad, por ejemplo, del 4%, pero nos cobra un 1,5% de comisión, finalmente solo estaremos ganando un 2,5%. En este sentido, es muy importante elegir un bróker cuyas comisiones sean lo más bajas posibles.

Para tener esto claro, hay que investigar, ya que las comisiones de los brókers suelen ser variables, lo que significa que no cobran lo mismo por todos los productos que ofrecen. Algunos cobran más por invertir en fondos que en materias primas o criptomonedas, mientras que otros hacen lo contrario.

Para averiguar cuál es la mejor opción para ti, puedes consultar la página web oficial, donde se indican las comisiones de manera detallada.

Seguir la estrategia DCA para empezar a invertir desde cero

Los inversores con poco dinero, no tienen la posibilidad de hacer grandes aportaciones a su cartera. Por ello, es fundamental desarrollar una estrategia que podamos asumir, aunque no tengamos mucho, y nos sirva para que el capital invertido vaya creciendo.

Hay que aprovecharse del interés compuesto.

El interés compuesto es un concepto en finanzas que consiste en reinvertir los beneficios que se obtengan de una inversión. Así, si tienes invertidos 500€, y te dan una rentabilidad media de un 5% al año, en 12 meses tendrías 525€. 

Pero, si mantienes esos 25€ de más invertidos, y sigues con la misma rentabilidad, al año siguiente el beneficio sería superior: pasados 12 meses más, no tendrías 550€, sino 551,25€. Esto es lo que se conoce como interés compuesto.

Ahora bien, estamos hablando de cantidades muy pequeñas, ¿no te parece? Y, dado que la intención es que nuestras inversiones crezcan más rápido, lo ideal es adoptar la estrategia DCA (Dollar Cost Averaging). Consiste en hacer aportaciones periódicas, que pueden ser mensuales, trimestrales, semestrales, etc.

De este modo, nuestras inversiones irían creciendo, y el interés compuesto actuaría más rápido. Pero, además, se trata de una estrategia que reduce el riesgo, ya que nos permite comprar acciones a un precio medio

Los precios de la bolsa fluctúan, y es complicado saber cuándo es el mejor momento para comprar, puesto que no sabemos si un activo bajará o subirá en el futuro. Sin embargo, si hacemos aportaciones periódicas, algunas veces compraremos más caro y otras, más barato, estableciendo así un precio medio de compra. Con ello, el riesgo se reduce.

Otro punto clave que debes conocer si vas a empezar a invertir la bolsa de valores es el BPA (Beneficio por acción).

3.7/5 - (3 votos)