Puede haber un momento de tu vida en el que necesites dinero para cubrir un gasto inesperado. Puede ser una factura demasiado grande, una multa o emergencia en casa. No todos los gastos se los puede prever. Pedir un crédito de banco en tal situación puede tomar mucho tiempo y resultar difícil y no siempre puedes contar con tus ahorros. En aquel momento un préstamo rápido online te puede salvar.

¿Qué es el préstamo rápido?

Un préstamo rápido, también conocido como crédito rápido, minicrédito o crédito expres, es un tipo de crédito de consumo que se puede conceder también por empresas no financieras. Los préstamos rápidos online no requieren tanto papeleo y no exigen el aval. Los puedes pedir sin salir de tu casa. Rellene el formulario de solicitud y recibirás una respuesta en tan sólo 15 minutos. ¿Y dinero? Lo tendrás en tu cuenta bancaria ya en 24 horas.

¿Quién puede solicitar un préstamo rápido online?

Claro, solicitar un préstamo rápido es fácil pero también hay que cumplir algunos requisitos. Puedes obtenerlo si:

  • Eres mayor de edad (tienes más de 21 años);
  • Estas residente de España;
  • Tienes la cuenta bancaria en España;
  • Tienes el DNI/NIE en vigor.

Préstamos rápidos – las ventajas

La primera y más importante ventaja, que se ve ya en el nombre del préstamo, es la rapidez. Si pides el crédito en línea lo puedes obtener ya en 24 horas. En las situacioanes cuando se necesita dinero urgentemente es la solución perfecta. La otra ventaja es la ausencia de formalidades. No tienes que correr al banco con miles de papeles, solo tienes que rellenar el formulario online. Tampoco necesitas el aval o avalista. Que más, la cuota la puedes adaptar a tus necesidades y debes seleccionar el plazo que te convenga. Normalmente los plazos son entre 3 y 36 meses del pago.
Al solicitar un préstamo rápido por Internet no es necesario dar ningún tipo de explicaciones. No te van a preguntar para que necesitas dinero. Y lo puedes pedir incluso durante el fin de semana.
Muchas empresas ofrecen „primer préstamo gratuito” que vale la pena aprovechar. Es como un regalo de bienvenida que te gustará.

¿Y las desventajas? ¿Hay algunas?

Una desventaja que se menciona es el interés. Normalmente el interés es más alto pues el crédito puede resultar un poco más caro, pero no siempre es así. Los préstamos rápidos suelen ser de las cuotas menores. Si necesitas un crédito del importe más alto tendrás que renunciar a esta solución. También es necesario disponer de una nómina, pensión u otro justificante de ingresos mensuales. No puedes ser incluido en la lista de morosos como ASNEF o RAI.

¿Cómo obtener un préstamo rápido?

Te presentamos un ranking de los mejores préstamos online. Elige la entidad que más te adapte a tus necesidades, la cantidad y el plazo. Eligiendo esto puedes calcular tu crédito. Luego marca tu banco e identifícate. Si todo sale bien tu solicitud estará aceptada y tendrás el dinero en tu cuenta en 24 horas.
Gracias al ranking puedes encontrar la mejor solución para ti.