Qué es el TIN y cuál es la diferencia con el TAE

qué es el TIN

A la hora de solicitar un préstamo o un crédito, son muchos los términos que debemos tener en cuenta para elegir la opción que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Entre ellos, el TIN y la TAE son dos conceptos que a menudo se confunden. En este artículo, explicaremos en qué consisten y cuáles son las diferencias entre ellos.

Qué significa el TIN

El TIN es el porcentaje fijo de interés que pactas pagarle al banco o a la entidad de crédito, por el dinero que te han prestado.

Es el beneficio que obtendrá el banco por el préstamo. Se estipula de manera semestral, trimestral, semanal o diario, quedando fijado a partir de la inflación existente en ese momento.

Por ejemplo, si pides un préstamo de 10.000 euros al 5% TIN anual, tendrás que devolver 10.500 euros al cabo de un año.

Pero si quieres pasar de los intereses, aquí te dejamos los mejores préstamos sin intereses, con el primer préstamo gratis.

El TIN no incluye todos los gastos y comisiones que se asocian a los créditos y que, en muchos casos, pueden repercutir en la cartera de la persona que ha solicitado el crédito.

Así que vamos a intentar arrojar un poco de luz sobre este tipo de interés.

Qué es el TAE

El TAE significa Tasa Anual Equivalente y es un indicador más completo que el TIN, ya que incluye además los gastos y comisiones asociados al producto financiero como la amortización, así como la frecuencia de los pagos (mensuales, trimestrales, etc.).

Es decir, refleja el coste o rendimiento efectivo de un producto financiero en un año.

De este modo, la TAE nos permite conocer de manera exacta cuánto nos costará el préstamo o crédito que estamos solicitando. Incluyendo todos los gastos asociados al mismo.

Diferencias entre el TIN y el TAE

La principal diferencia entre el TIN y la TAE es que el primero solo tiene en cuenta los intereses, mientras que la segunda incluye también otros gastos asociados al préstamo o crédito.

Pese a que debes conocer el TIN y la TAE en hipotecas, el TIN sólo es la cantidad de dinero que devolverás al banco, pero no refleja el total devuelto.

Para evitarte problemas, opta por estos préstamos online a plazos, dónde resolverás tus problemas económicos de manera sencilla.

En las campañas publicitarias se ofrece el TIN como ‘interés’ al préstamo, pero en realidad el interés que debemos tener en consideración es el TAE.

Es importante que conozcas otro tipo de interés, que es el CER, una vez que has solicitado el préstamo, este te indica el total de dinero que queda por pagar teniendo en cuenta el plazo pendiente hasta su vencimiento.

Cómo se calcula el TIN y el TAE de un préstamo

Veamos un ejemplo para entender mejor qué es el TIN y TAE en un préstamo personal. Supongamos que queremos pedir un préstamo personal de 10.000 euros a devolver en 12 meses. El banco nos ofrece dos opciones:

  • Opción A: Un préstamo con un TIN del 5% y una comisión de apertura del 2%.
  • Opción B: Un préstamo con un TIN del 6% y sin comisión de apertura.

¿Cuál nos conviene más? A simple vista puede parecer que la opción A es más barata, ya que tiene un tipo de interés nominal más bajo. Sin embargo, si calculamos la TAE de cada opción veremos que no es así:

Opción A: TAE = (1 + r/f)f-1

TAE = (1 + 0.05/12)12-1

TAE = 5,12%

  • Opción A: La TAE es del 5,12%(512€) + 2%(200) apertura, lo que significa que al final pagaremos 10.712 euros por el préstamo.
  • Opción B: La TAE es del 6,18%(aplicando la misma fórmula), lo que significa que al final pagaremos 10.618 euros por el préstamo.

Como vemos, la opción B tiene una menor TAE y por tanto es más económica que la opción A. Esto se debe a que la comisión de apertura encarece el coste efectivo del préstamo.

Por tanto, podemos concluir que a la hora de comparar productos financieros debemos fijarnos en la TAE y no solo en el TIN, ya que la primera nos da una visión más realista del coste o rendimiento anual del producto.

tipo de interés nominal

Cómo influye el TIN en mi préstamo

Como hemos dicho, el TIN es un tipo de interés fijo y un indicador informativo que forma parte de cualquier préstamo que haya una entidad bancaria o de crédito.

Está regulado por el Banco Central Europeo y es oficial. Se trata del coste que tiene el préstamo para la persona que lo solicita. Pese a que el TIN es importante, no es tan relevante como el TAE.

Un ejemplo de como calcular el TIN.

Supongamos que necesitas pedir un préstamo de 300€ a pagar en 3 meses y un TIN del 6,5%.

Para conseguirlo rápido puedes optar por los préstamos rápidos de 300€ que hemos recopilado para ti. Si no es tu caso, sigue estos pasos:

  • Para ello, dividimos el TIN entre 12 (ya que el interés se calcula mensualmente) y lo multiplicamos por el capital prestado, que es de 300 euros. Así, los intereses serían de 4,88 euros al mes (14,63 euros en total).
  • Luego, sumamos los intereses al capital prestado para obtener el importe total a pagar. En este caso, el importe total sería de 314,63 euros.
  • Finalmente, calculamos la cuota mensual dividiendo el importe total a pagar entre los tres meses de plazo.

Cuota mensual = Importe total / Plazo en meses

Cuota mensual = 314,63 / 3 = 104,88 euros

Por lo tanto, tendrás que pagar una cuota mensual de 104,88 euros durante tres meses para devolver el préstamo de 300 euros con un TIN del 6,5%.

También podemos obtener el TIN a partir del TAE con una fórmula matemática bastante más compleja o utilizando un simulador de préstamos personales como puede ser el que tenemos en nuestro portal Money24.

Cómo se fija el Tipo de Interés Nominal

Por otro lado, el banco fijará el TIN en función de 3 supuestos:

  1. La Inflación: a partir de una proyección basada en el histórico de la inflación (IPC), se fijará una posible inflación futura. De este modo el banco se asegurará que su dinero no pierde valor.
  2. Posibilidades de devolución: se basa en las posibilidades de riesgo de que el crédito no pueda ser devuelto a la entidad financiera.
  3. Regulación vigente: teniendo en cuenta el interés real y demás aspectos legislativos.

Por último, el Tipo de Interés Nominal (TIN) no se calcula en sí mismo, si no que es un dato que nos sirve para conocer el porcentaje que se sumará al dinero prestado.

El TIN no nos da la información completa de cuánto nos va a costar ese préstamo y hay que tener en cuenta otros datos, como el TAE para conocer el coste real.

¿Qué es mejor el TIN o el TAE?

El TIN, en conclusión, nos sirve como información de cuánto vamos a devolver, mientras que el TAE nos informará de todo lo que vamos a pagar por la contratación de un préstamo o producto financiero.

Finalmente, a la hora de pedir un microcrédito online o adquirir un producto financiero debemos de conocer los demás gastos que pueden derivar de la operación.

Estos gastos adicionales dependerán de las diferentes entidades financieras por lo que es importante comparar bien y estar seguro antes de firmar el contrato del producto financiero.

¿Qué significa TIN?

TIN son las siglas de Tipo de Interés Nominal. Es el porcentaje fijo que se pacta con el banco como concepto de pago por el dinero que te han prestado. Indica el tanto por ciento que recibe el banco por prestarte dinero.

¿Qué significa TAE?

TAE son las siglas de Tasa Anual Equivalente, que es la tasa que indica el coste o rendimiento efectivo de un producto financiero. La TAE se calcula teniendo en cuenta el tipo de interés nominal, la frecuencia de los pagos, las comisiones bancarias y los gastos de la operación.

¿Qué diferencia hay entre TIN y TAE?

La diferencia entre TIN y TAE es que el primero solo refleja el interés que se paga por el dinero prestado, mientras que el segundo incluye también los gastos y comisiones asociados al producto financiero. Por lo tanto, la TAE es un indicador más completo y realista del coste o rendimiento de un producto financiero

¿Qué otros gastos o comisiones pueden afectar el TAE?

Además del TIN, el TAE también incluye otros gastos o comisiones asociados al préstamo o producto financiero. Estos son las comisiones de apertura o de estudio, los gastos de notaría o los seguros asociados al préstamo.

¿Es mejor elegir un préstamo con un TIN bajo o con un TAE bajo?

En general, es mejor elegir un préstamo con un TAE bajo, ya que esto indica que se están incluyendo todos los gastos y comisiones asociados al préstamo. Un préstamo con un TIN bajo puede parecer más atractivo, pero si tiene muchos otros gastos o comisiones, el TAE final puede ser mucho más alto.

4.3/5 - (6 votos)
Comentarios (0)
Deja tu comentario

Autorizo el tratamiento de mis datos para publicar comentario.

  • Información básica acerca de la protección de datos
  • Responsable: Finelf.com sp. z o.o.
  • Finalidad: Publicación del comentario.
  • Legitimación: Consentimiento.
  • Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace: política de privacidad.