Qué es la prestación contributiva por desempleo

qué es prestación contributiva

Si has perdido tu trabajo y no tienes la posibilidad de encontrar un empleo en el corto plazo, existen diferentes prestaciones de las que puedes gozar hasta obtener un nuevo trabajo, incluyendo la prestación contributiva. A continuación te explicamos cómo funciona esta ayuda al desempleado, quién puede cobrarla y cómo solicitarla.

¿Qué es la prestación contributiva?

Ante todo, el paro o la prestación contributiva por desempleo es una prestación económica que se concede, durante cierto tiempo, a un trabajador que ha perdido su empleo.

Según el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), esta prestación protege la situación de desempleo de quienes pudiendo y queriendo trabajar, pierden su empleo de forma temporal o definitiva o ven reducida temporalmente su jornada ordinaria de trabajo entre un mínimo de un 10 % y un 70 %.

prestación contributiva por desempleo

Prestación contributiva requisitos

Luego de ver el significado de la prestación contributiva , veamos cuáles son los requisitos que debes cumplir para poder solicitar esta ayuda:

  • Primero, debes estar dado de alta en la Seguridad Social en un régimen que contemple la contingencia por desempleo.
  • En segundo lugar, debes estar en situación legal de desempleo, y estar disponible para buscar activamente un empleo y para aceptar posibles empleos adecuados.
  • Además, debes estar inscrito como demandante de trabajo y mantenerte como tal. 
  • También, debes haber cotizado como mínimo 360 días de los 6 años anteriores a la situación legal de desempleo.
  • Por otro lado, no debes haber cumplido la edad ordinaria de jubilación. 
  • Tampoco debes trabajar como autónomo. 
  • Como último requisito, no debes cobrar una pensión de la Seguridad Social incompatible con el trabajo.

Prestación contributiva o subsidio por desempleo diferencias

Además de la prestación contributiva, el SEPE también ofrece otro tipo de ayudas para el desempleado, como es el caso del subsidio por desempleo. Aunque algunos tienden a confundir ambas prestaciones, existe una diferencia que radica en el tiempo cotizado antes de entrar en la situación de desempleo.

Así, si cuando te quedas sin empleo has cotizado más de 1 año, tienes derecho a cobrar el paro. Sin embargo, para que puedas percibir este beneficio, la pérdida del trabajo debe ser involuntaria. Por lo tanto, la prestación no aplica si eres tú quien abandona el trabajo por voluntad propia.

Si, por el contrario, has cotizado menos de 1 año, entonces puedes cobrar el subsidio por desempleo. Específicamente, debes haber cotizado un mínimo de 3 meses si tienes responsabilidades familiares, o de 6 meses si no las tienes.

¿Cómo se solicita la prestación por desempleo?

solicitud prestación contributiva

Si cumples con los requisitos exigidos, puedes hacer tu solicitud a través de:

  • La sede electrónica del SEPE.
  • En la oficina de prestaciones, pidiendo una cita previa en la Sede Electrónica del SEPE o por teléfono.
  • En cualquier oficina de registro público.
  • Por correo administrativo.

Ahora bien, debes hacer tu solicitud en el plazo de los 15 días hábiles siguientes al último día trabajado, al retorno del extranjero o a la excarcelación. Si la empresa te ha abonado vacaciones por no haberlas disfrutado antes del cese, debes hacer la solicitud en el plazo de los 15 días hábiles siguientes a la finalización del período equivalente a las vacaciones.

Tenemos información en nuestra web de otras prestaciones, como la prestación por maternidad, para que estés al día con las ayudas disponibles.

Si necesitas dinero urgente y aún no recibes tu prestación, puedes solicitar préstamos para desempleados de forma fácil y online.

Preguntas frecuentes  

¿Quién tiene derecho a la prestación contributiva?

Tienes derecho a percibir la prestación si estás legalmente desempleado y si cuando te quedas sin trabajo has cotizado más de 1 año.

¿Qué diferencia hay entre prestación contributiva y subsidio por desempleo?

La principal diferencia reside en el tiempo cotizado antes de caer en situación de desempleo. Así, para cobrar la prestación contributiva debes haber cotizado más de 1 año, mientras que para el subsidio por desempleo debes haber cotizado al menos 3 meses si tienes responsabilidades familiares, o 6 meses si no las tienes.

¿Cuánto se cobra de la prestación contributiva?

Como regla general, la cuantía de la prestación por desempleo depende de lo que hayas cotizado durante los últimos 6 meses en los que estuviste dado de alta.

5/5 - (2 votos)
Comentarios (0)
Deja tu comentario

Autorizo el tratamiento de mis datos para publicar comentario.

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Finelf sp. z o.o.
  • Finalidad: Publicación del comentario.
  • Legitimación: Consentimiento.
  • Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad