¿Cómo administrar el dinero? 7 Claves para lograrlo

como administrar mi dinero

Cuando se trata de cuidar nuestras finanzas personales, son muchas las opciones existentes para conseguir dinero al instante. Una de ellas son los adelantos de nómina que pueden ayudarte a salir de apuros a corto plazo. En este artículo te enseñaremos cómo administrar el dinero y todo lo que necesitas saber para manejar tu presupuesto personal.

¿Sientes que gastas más de lo que deberías? Muchas veces no identificamos bien en qué se nos va el dinero y esto afecta gravemente nuestra capacidad de ahorro. Es por esta razón que tener un presupuesto mensual es clave si quieres alcanzar tus metas y lograr la estabilidad financiera que necesitas. Sigue estos consejos para administrar el dinero y llevar un presupuesto acorde con tus proyectos.

7 Consejos para Administrar el Dinero

Aquí te presentamos 7 consejos para administrar el dinero de forma fácil y práctica, con tareas en las cuales puede colaborar toda la familia.

Apunta tus gastos fijos

clasificar el dinero

Sabemos que hay gastos que no podemos evitar, como el pago del alquiler, servicios básicos e incluso los impuestos. Sin embargo, ¿sabes a cuánto ascienden estos montos cada mes?, es importante que hagas un estimado de tus gastos fijos para saber qué porción de tus ingresos debes destinar a cubrir estas necesidades.

A veces no somos conscientes de que nuestros gastos fijos pueden ser elevados. Identificarlos nos puede ayudar a saber si estamos contratando los servicios más económicos o si realmente estamos tomando en cuenta esta cifra a la hora de hacer alguna compra inesperada. Hoy en día existen aplicaciones como Fintonic, que facilitan esta tarea y te ayudan a categorizar tus gastos.

Diseña un Presupuesto Personal Mensual

Vale, sabemos que no podemos escabullirnos de los gastos fijos a principios de mes, pero ¿qué pasa con los gastos variables? Hablamos de esos gastos ocasionales que terminan pesando mucho dentro de nuestras finanzas a fin de mes, como el ocio, transporte, compras, etc.

Lo más saludable para tu bolsillo es diseñar un presupuesto personal mensual, donde te fijes límites para cada categoría. Por ejemplo, puedes destinar 40 euros al mes en compras de ropa, ocio, o en salidas con tus amigos. La idea es que tengas en mente que existe un límite, y que, aunque tengas dinero disponible en tu cuenta, tus ahorros no crecerán nunca si no respetas el presupuesto.

Esto nos ayuda a evitar caer en la ilusión a principios de mes, cuando piensas que puedes permitirte hacer ciertos gastos y a fin de mes te ves en apuros o surge una emergencia y necesitas acudir a la figura de un préstamo inmediato.

Amortiza todas tus Deudas

Si has solicitado un financiamiento recientemente es importante que destines parte de tus ingresos para amortizarlo en menos tiempo. Así podrás disminuir el pago de intereses y el tiempo que permaneces endeudado. Esto no quiere decir que debas vivir al mínimo para salir de tus deudas cuanto antes, sino que aproveches ingresos puntuales o extraordinarios para mitigar las deudas.

Aparta un porcentaje de tu sueldo para la Inversión

razones para invertir

Ahorrar nuestro salario está muy bien, pero si queremos administrar el dinero para aumentar nuestro bienestar, lo mejor es pensar en generar más riqueza a partir de una inversión.

Muchos expertos recomiendan destinar el 10% del salario mensual a algún tipo de proyecto a largo plazo, como puede ser una cuenta de ahorro que otorga rendimientos mínimos, o la compra de acciones que puede ser una opción más arriesgada, pero con mayores ganancias.

Si te interesa el tema de la inversión, consulta nuestro artículo sobre distintas opciones de invertir dinero para multiplicar tus ahorros.

¡Tus ahorros son sagrados!

Por supuesto, una de las claves para administrar el dinero de forma adecuada es no tocar los ahorros a menos que se trate de una emergencia. Para esto, puedes ingresar tu dinero en una cuenta de ahorros donde no puedas retirar el dinero durante un tiempo determinado. De esta forma es como si no estuvieses contando con ese monto.

También puedes almacenarlo en un compartimiento que tengas fuera de tu vista, para evitar recurrir a él en gastos superfluos. Esto suena un poco trillado, pero recuerda que tener ahorros significa tener tranquilidad a largo plazo, la posibilidad de hacer frente a emergencias y la certeza de que puedes llegar a fin de mes sin mayor problema.

Evita las compras compulsivas y busca los Mejores Precios

Evitar las compras compulsivas

Se trata quizás de uno de los pasos más difíciles a la hora de construir nuestra disciplina financiera. Cuando nos vemos en apuros es mucho más fácil restringirnos porque sabemos que estamos en riesgo de caer en números rojos. Sin embargo, el verdadero reto comienza cuando tienes algunos ahorros y sientes que puedes permitirte una compra a la semana, que termina convirtiéndose en compras diarias.

Caemos en la falsa ilusión de poder gastar solo por tener algo de dinero ahorrado. Aunque tu saldo no llegue a cero, tus ahorros desaparecerán poco a poco y tus gastos habrán sobrepasado tu presupuesto mensual por mucho. Además, no te quedes con la primera impresión de un producto; investiga, ya que es probable que lo consigas a un mejor precio en otra tienda o incluso en línea.

Una de las mejores soluciones para combatir las compras compulsivas y administrar el dinero es escribir todo lo que quieres comprar en una lista y esperar 30 días. Una vez que pase este período, vuelve a leer la lista y pregúntate si todavía crees que necesitas todo eso que escribiste. Así podrás identificar qué era un capricho y qué no.

No salgas con mucho dinero en efectivo

Hay quienes afirman que tener dinero en efectivo hace que sea más difícil gastarlo, pero existen otras personas que aseguran que, no pueden resistir la tentación de comprar algo. Lo mejor es que lleves tan solo el dinero justo que necesites durante ese día para evitar gastos innecesarios.  

Hoy en día existen muchas facilidades de pago, tantas que ya ni siquiera necesitas cargar con tus tarjetas porque puedes pagar desde el móvil. Siendo tan fácil y práctico el hecho de comprar, es importante desarrollar el autocontrol y recordar siempre nuestros objetivos financieros y el porqué de estos esfuerzos en administrar el dinero.

Comentarios (0)
Deja tu comentario