Cuándo bajará el Euribor: Previsiones 2024 / 2025

previsiones del euríbor

La tendencia del euríbor sigue al alza y, con ella, las cuotas de las hipotecas variables. La situación comienza a ser insostenible para muchas familias, que han sufrido unos incrementos que a veces rondan los 300€. Aunque algunos valoran el cambio a una hipoteca fija, estas se han encarecido tanto que muchos no creen que valga la pena cambiarse y optan por esperar a que baje el Euríbor.

En el momento de escribir estas líneas, el índice se sitúa casi en el 4,2%. Recordemos que su máximo histórico es del 5,93%, un porcentaje que alcanzó en julio de 2008, en pleno estallido de la burbuja inmobiliaria. Muchos analistas defienden que no alcanzaremos esos niveles, pero lo cierto es que tampoco se pensaba que superásemos el 4%.

Pero, ¿por qué se produce esta situación y cuánto puede durar?

La subida del índice está provocada por el aumento de los tipos de interés del BCE, en un intento por hacer caer el dato de inflación en Europa, que ahora mismo está en el 5,5%, todavía muy por encima del objetivo del Banco Central. Las próximas reuniones de la entidad serán claves para determinar qué sucede con la tendencia del Euríbor y las hipotecas.

Así que si estás pensando en solicitar una hipoteca, sigue leyendo para saber cuál será el mejor momento para ello.

Previsiones sobre el BCE en sus próximas reuniones

qué pasará con el euríbor

El primer paso para anticipar cuándo se producirá la bajada del Euríbor, es valorar las decisiones que tomará el BCE en las próximas reuniones. Aunque no existe un 100% de probabilidades, está prácticamente descontada una nueva subida de 25 puntos básicos en la reunión de julio, y probablemente otra de la misma cantidad en el mes de septiembre.

Sin embargo, los analistas coinciden en que el techo de los tipos de interés está muy cerca, según publicaba La Vanguardia, probablemente una vez finalizada la reunión de septiembre. Como argumento a favor de esta teoría, tenemos el hecho de que la inflación está en una clara tendencia descendente, si bien se sitúa aún muy por encima del objetivo del 2% en la eurozona.

Pero, por otra parte, no debemos olvidar que la inflación subyacente es más elevada, factor que seguramente lleve al Banco Central a ser cauteloso respecto a sus decisiones de paralizar las subidas. De hecho, este sería el motivo principal por el que subirán en julio y septiembre.

Previsión del euribor para el 2025

El objetivo que planteó la presidenta del BCE, Christine Lagarde, es volver a la tasa del 2% de inflación en 2025, de modo que, salvo que la economía europea resulte más dañada de lo esperado, se espera que los tipos se mantengan altos a lo largo del 2024, aunque con ligeras bajadas.

Esto se traduciría que no veremos una bajada significativa del Euríbor hasta 2025, si bien sí deberían producirse correcciones que alivien las cuotas de las hipotecas variables.

Aunque a día de hoy, la mayoría de personas están más interesadas en una hipoteca a tipo fijo, para no tener problemas con las variaciones del mercado.

La situación del mercado laboral

El mercado laboral europeo es un factor que el Banco Central tiene muy en cuenta a la hora de tomar sus decisiones. Los últimos datos recogidos arrojan una situación de bastante fortaleza en la eurozona en este sentido, con tasas de paro en mínimos y un incremento de los salarios del 5,2% de media.

Estos datos, aunque positivos para el ciudadano a corto plazo, no ayudan con el tema de la inflación. Y es que subir los sueldos puede provocar efectos de segunda ronda, lo que significa que podríamos ver un repunte de los precios debido a que el consumo no se reduciría lo esperado.

Recordemos, que el BCE sube tipos para conseguir que baje la demanda, encareciendo el precio del dinero. Las subidas de los salarios, provocan que la gente siga consumiendo y, por tanto, la demanda no caiga tanto como se espera.

La entidad se muestra preocupada por la fortaleza del mercado laboral, que por desgracia debe verse resentido para conseguir que caiga la demanda. En este sentido, el papel del BCE no es fácil, puesto que su objetivo es reducir la inflación mediante las subidas de tipos, sin dañar demasiado la economía.

Por ello, continúa con las subidas de tipos, aunque ha optado porque estas sean más leves, es decir, de 25 puntos básicos y no de 50. Y por la misma razón, es bastante probable que no opte por bajarlos en 2024, salvo que la economía se vea más resentida de lo esperado.

Qué pasará con las hipotecas en España

cuándo bajará el euríbor

España es ahora mismo el país que mejor ha conseguido doblegar la inflación, consiguiendo que la tasa general se sitúe en el 1,9% en junio. No obstante, no debemos olvidar que la subyacente, que excluye alimentos no procesados y energía, se encuentra aún en el 5,9%, si bien su tendencia es claramente descendente.

Paradójicamente, y pese a que sus datos son mejores que los del resto de países de la UE, es uno de los territorios más afectados por las subidas del Euríbor en sus hipotecas, que están afectando gravemente a la economía de las familias.

Esto se debe a que hay un gran número de hipotecas variables en nuestro país. Debido a que los tipos de interés han estado en negativo mucho tiempo, el grueso de los consumidores ha optado por beneficiarse eligiendo esta alternativa. Ahora, las consecuencias se han hecho patentes.

Si se cumplen las previsiones de los expertos, seguiremos con un Euríbor alto a lo largo del 2024, aunque seguramente con pequeñas correcciones. A fin de cuentas, este índice anticipa las decisiones del BCE de modo que, si pausa las subidas, como se espera, a finales de este año, el Euríbor bajará ligeramente antes que los tipos de interés.

Si quieres solicitar un préstamo hipotecario, te recomendamos que asesores con un broker hipotecario. De esta forma tomarás la mejor decisión

Pero lo esperado es que la verdadera caída se produzca en 2025, cuando los efectos de las subidas de tipos hayan hecho mella realmente en la economía. Por lo general, estos efectos pueden tardar fácilmente entre 1 y 2 años en llegar. Una vez se haya alcanzado el objetivo de inflación, el BCE volverá a reducir los tipos y el Euríbor se situará en niveles más asequibles.

No debemos olvidar lo que muchos expertos destacan: se acabó la era del dinero gratis. Esto quiere decir que, pese a que el índice baje de nuevo, es improbable que vuelva a niveles negativos.

¿Qué pasará si entramos en recesión?

Técnicamente, la zona euro ya se encuentra en una recesión técnica, aunque sus efectos de momento son muy leves. El mercado laboral, como comentábamos, sigue fuerte, lo que hace que la demanda no caiga todo lo esperado.

Si esta situación cambia antes de lo previsto, y aumenta el paro de manera significativa, lo previsible es que el BCE no tenga más remedio que bajar los tipos antes de lo esperado para estimular de nuevo la economía.

En un supuesto como ese, veríamos una bajada del Euríbor en 2025, lo que de nuevo favorecería a los consumidores con hipoteca variable. Pero dado que la economía es cambiante, no habrá más remedio que esperar para ver qué sucede.

4.7/5 - (3 votos)
Comentarios (0)
Deja tu comentario

Autorizo el tratamiento de mis datos para publicar comentario.

  • Información básica acerca de la protección de datos
  • Responsable: Finelf.com sp. z o.o.
  • Finalidad: Publicación del comentario.
  • Legitimación: Consentimiento.
  • Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace: política de privacidad.