Qué es un aval y qué tipos de aval existen

que es un aval

El aval es una figura crucial en el ámbito financiero, porque funciona como un respaldo económico al pedir un préstamo o crédito.

Desde avales personales hasta avales bancarios, saber qué es un aval, su propósito y los diferentes tipos de aval te permitirá ampliar y mejorar tus opciones de financiación.

Qué es un Aval y para qué sirve

Un aval es una garantía que ofrece una persona o una entidad para asegurar el cumplimiento de una obligación, normalmente económica, por parte de otra persona o entidad.

  • El avalista es quien ofrece el aval y se compromete a responder en caso de que el avalado no cumpla con la obligación.
  • El beneficiario o avalado es quien recibe el aval y puede reclamar al avalista si el avalado incumple.

Para lo que sirve el aval principalmente es para dar confianza al beneficiario de que la obligación se va a cumplir, ya sea el pago de una deuda, la realización de una obra o servicio, el cumplimiento de un contrato, etc.

Además, el aval también sirve para facilitar el acceso al crédito o a determinadas operaciones comerciales o administrativas que requieren una garantía. Aunque te interesará saber que no es un requisito imprescindible, ya que también es posible pedir préstamos sin aval.

Última actualización: 2 marzo 2024
6 - 60 meses
Plazo
100 - 5 000 €
Max. primer préstamo
Admite ASNEF
0 %
? 0-390%
TAE desde
» SOLICITAR «

Ejemplo de cómo funciona un aval

infografía - qué es un aval

La mejor forma de que entiendas que significa avalar a alguien en un préstamo, es viendo diferentes ejemplos de avales:

Supongamos que Juan quiere alquilar un piso, pero el propietario le pide un aval bancario para asegurarse de que va a pagar la renta mensual. Juan solicita un aval bancario a su entidad financiera, que le cobra una comisión por emitirlo y le exige una contra garantía (por ejemplo, una nómina o un depósito).

El banco emite el aval bancario a favor del propietario del piso, comprometiéndose a pagar la renta en caso de que Juan no lo haga.

  • Si Juan paga puntualmente la renta, el aval no se ejecuta y el banco no tiene que pagar nada.
  • Si Juan deja de pagar la renta, el propietario puede reclamar al banco el pago del aval, presentando el documento original y justificando el impago.

El banco pagará al propietario la cantidad adeudada y luego podrá reclamar a Juan esa cantidad más los intereses y gastos correspondientes. No es necesario avalar siempre con tu banco, tienes muchas opciones para pedir un préstamo con aval.

Última actualización: 2 marzo 2024
Coche
1 000 - 10 000 €
Max. primer préstamo
-
» SOLICITAR «

Qué tipos de aval hay

tipos de aval

Es frecuente preguntarse ¿qué tipos de aval existen?, ya que existen diferentes modalidades según las condiciones y características de los involucrados. Por lo que vamos a ver qué tipos de aval hay.

Tipos de aval según el producto financiero

Según este criterio, podemos distinguir entre estos tipos de avales:

Aval económico-financiero

Es el que garantiza la devolución de una cantidad de dinero que previamente se ha recibido en préstamo. Por ejemplo, los tipos de avales hipotecarios como los préstamos con garantía hipotecaria pueden estar avalados por otra persona o por otra propiedad.

Aval técnico

Un tipo de aval que garantiza el cumplimiento de una obligación no económica, como la realización de una obra o servicio. Por ejemplo, un constructor puede solicitar un aval técnico a su banco para participar en un concurso público de obras.

Aval comercial o crédito documentario

Se utiliza en operaciones internacionales de importación y exportación. El banco del importador se compromete a pagar al exportador cuando se cumplan las condiciones pactadas. Por ejemplo, la entrega de la mercancía.

Propiedad: un activo propio es la garantía

También es una opción muy conocida y utilizada. El aval sería un bien o una propiedad que pones como garantía de pago en caso de que incumplas con la devolución de la deuda. Pudiendo ser un coche o un inmueble (del que seas propietario).

Si tienes un vehículo a tu nombre, puedes optar a un préstamo por tu coche.

Tipos de aval según el emisor

En cambio, en esta sección se distingue por la persona o entidad avalista:

Personal: una persona es el avalista

El papel de aval lo cumple una persona física o jurídica que se compromete a pagar una deuda en caso de que el deudor principal no lo haga. Por ejemplo, un padre puede avalar a su hijo para que obtenga un préstamo personal.

Bancario: una entidad bancaria respalda la deuda

Una entidad financiera se compromete a cumplir la obligación en caso de que el cliente no lo haga. Por ejemplo, el aval bancario que hemos visto en el ejemplo anterior. Y si tu entidad no lo permite, siempre es posible recurrir a créditos personales online sin cambiar de banco.

Tipos de aval según las facultades del beneficiario frente al avalista

Aquí, la clave es la condición particular que cumple el avalado:

Solidario: una persona avala todas las deudas

Es una figura jurídica a través de la cual el avalista responde por todos los compromisos que haya contraído el avalado en un determinado negocio. O bien, en el caso de los préstamos financieros, las deudas con el banco. Básicamente, es uno de los tipos de aval personal.

Aval independiente

El avalista no puede exigir al beneficiario que reclame antes al avalado, y además, si el beneficiario le exige a él el cumplimiento de la obligación, tendrá que demostrar que el avalado ya la ha cumplido. Por ejemplo, un aval a primer requerimiento es independiente.

Diferencia entre aval bancario y aval personal

La principal diferencia entre un aval bancario y un aval personal es el emisor del mismo.

En el aval bancario, es una entidad financiera la que ofrece la garantía, mientras que en el aval personal, es una persona física o jurídica. Esto implica que el aval bancario suele tener un coste para el solicitante (comisiones, contra garantías, etc.), mientras que el aval personal suele ser gratuito o con un coste menor.

Además, el aval bancario suele tener una mayor solvencia y seguridad para el beneficiario, ya que el banco responde con todos sus recursos, mientras que el aval personal depende de la situación económica del avalista.

para que sirve el aval

Qué se necesita para ser un aval

Para ser un aval se necesita cumplir una serie de requisitos, que pueden variar según el tipo de aval y la entidad o persona que lo solicite. En general, estos es lo que se necesita para ser un aval:

Requisitos para ser Avalista
1. Ser mayor de edad y tener capacidad legal para contratar.
2. Tener solvencia económica y patrimonial suficiente para responder en caso de incumplimiento del avalado.
3. No estar incluido en ningún fichero de morosos como ASNEF o RAI.
4. Presentar la documentación requerida por el emisor del aval (DNI, nómina, declaración de la renta, escrituras, etc.)
5. Aceptar las condiciones del contrato de aval (importe, plazo, comisiones, etc.)

Pertenecer a un fichero de morosos puede ser un gran problema al buscar financiación, pero los préstamos con ASNEF son una excelente solución. Incluso si te exigen presentar una nómina, puedes recurrir a los préstamos sin nómina.

¿Qué es un aval en el contexto de los préstamos financieros?

Un aval en el contexto de los préstamos financieros es una garantía adicional que ofrece una persona o una entidad para asegurar la devolución del préstamo en caso de que el prestatario no lo haga.

El prestamista puede exigir un aval como requisito para conceder el micropréstamo o para mejorar las condiciones del mismo (tipo de interés, plazo, etc.).

El avalista se compromete a pagar al prestamista si el prestatario no lo hace, respondiendo con sus bienes presentes y futuros. El prestamista puede reclamar al prestatario y al avalista indistintamente o conjuntamente.

Y si no dispones de avalista, puedes conseguir financiación sin apenas requisitos con los préstamos solo con DNI.

5/5 - (3 votos)
Comentarios (0)
Deja tu comentario

Autorizo el tratamiento de mis datos para publicar comentario.

  • Información básica acerca de la protección de datos
  • Responsable: Finelf.com sp. z o.o.
  • Finalidad: Publicación del comentario.
  • Legitimación: Consentimiento.
  • Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace: política de privacidad.