Préstamos con garantía hipotecaria

Inicio/Finanzas/Préstamos con garantía hipotecaria

Los préstamos con garantía hipotecaria están diseñados para proyectos a largo plazo que requieren una elevada cantidad de dinero. Normalmente, representan una alternativa para quienes no poseen un perfil crediticio ideal para los bancos, pero cuentan con una propiedad a su nombre. En este artículo te contaremos todo lo que debes saber sobre este tipo de financiación.

Préstamos garantía hipotecaria

¿Hipotecar mi casa? Seguramente esta idea te parece muy arriesgada y es que los préstamos personales con garantía hipotecaria representan un compromiso muy serio con una entidad prestamista.

Muchas veces, los bancos rechazan solicitudes de financiamiento a personas que probablemente no podrán hacer frente a sus deudas. Es por ello que se creó la figura de los préstamos con aval de vivienda.

¿Qué son los préstamos con garantía hipotecaria?

A través de los préstamos con garantía hipotecaria puedes solicitar elevadas cantidades de dinero para diferentes finalidades, con la condición de establecer un inmueble como aval o garantía del préstamo. Esta propiedad puede ser una vivienda o bajo comercial que esté completamente pagado, o al menos en su mayoría.

Esto no quiere decir que pagarás el préstamo con tu vivienda, sino que ésta serviría de garantía al banco o entidad prestamista en caso de que no puedas pagar las cuotas mensuales del préstamo.

Hipotecar mi casa

La figura del préstamo con garantía hipotecaria permite a los bancos aceptar financiar a este tipo de particulares con perfiles crediticios no favorables, pero garantizando que su préstamo será cubierto o devuelto de alguna forma.

No debemos confundirlo con un préstamo hipotecario donde el propósito final es comprar una vivienda. En el caso de los préstamos con aval de vivienda, puedes utilizar este dinero para diferentes finalidades.

¿Cómo hipotecar mi casa?

ventajas y desventajas de prestamos hipotecarios

Si estás pensando en solicitar un préstamo con garantía hipotecaria, aquí tienes una idea de cómo es el funcionamiento:

  1. Identifica el valor de tu inmueble 

Primero, debes investigar el valor tasado de tu vivienda y restarle lo que te falte por pagar de la hipoteca, en caso de que aún la estés pagando. Esto te dará una idea de cuánto dinero podrán prestarte las entidades.

¿Qué influye en el valor de mi vivienda?

– Su antigüedad y el estado actual que presente, con respecto a si está reformada o no.

-La ubicación es relevante, ya que una casa que se encuentra en las afueras de la ciudad vale menos que una ubicada en el centro.

-Las condiciones del mercado inmobiliario influyen en el precio de las viviendas.

       2. Cuantía del Préstamo

Normalmente te aprobarán el 40% o 50% de lo que cuesta tu vivienda una vez restada la hipoteca pendiente. Dependiendo del valor de tasación y una vez evaluada tu solicitud, las entidades bancarias pueden prestarte hasta 300.000 euros.

      3. Plazo de Devolución 

Dentro del acuerdo de las condiciones del préstamo, notarás que los plazos de devolución serán mucho más elevados que en un préstamo tradicional, teniendo la posibilidad de devolver el dinero en 20 años incluso.

       4. Condiciones del Préstamo

Al acordar el monto de la cuota mensual a pagar, ten en cuenta que este tipo de financiamiento involucra tasas de interés más elevadas.

Ahora bien, para minimizar el riesgo en este tipo de financiamiento, debes hacer frente al pago de tus cuotas mensuales a tiempo. Si te retrasas o se te hace imposible pagar una cuota, puedes conservar tu vivienda, ya que la entidad prestamista aplicaría en primer lugar una serie de comisiones e intereses por demora.

Sin embargo, si el impago persiste a pesar del cobro de estas penalizaciones, la entidad pasaría a ser propietaria del inmueble, llegando a embargarlo.

Tasa de Interés de los préstamos con garantía hipotecaria

Si bien es cierto que las tasas de interés de un préstamo con aval de vivienda son más elevadas que las de un préstamo tradicional, siguen siendo competitivas ante otras modalidades como los microcréditos o tarjetas de crédito.

La Tasa Anual Equivalente (TAE) de este tipo de préstamos suele estar entre un 10% y 20%, incluyendo las comisiones y gastos de gestión. La ventaja para ti es que una vez acordada una TAE para su préstamo, este porcentaje no podrá variar durante todo el plazo, lo que quiere decir que pagarás la misma cantidad de intereses desde el primer mes hasta culminar el período.

¿En qué casos puedo solicitar un préstamo con aval de vivienda?

Prestamos aval vivienda

Este tipo de financiamiento está diseñado para aquellas personas que necesitan un préstamo elevado para emprender un proyecto, pagar deudas o hacen frente a algún imprevisto y su perfil crediticio no es compatible con las exigencias de las entidades.

Los préstamos con aval de vivienda favorecen a este tipo de perfiles por las siguientes razones:

  • El banco o la entidad prestamista no te exige justificar tu solicitud.
  • No siempre necesitas demostrar que tienes ingresos regulares.
  • Puedes solicitarlo aún si apareces en un fichero de morosidad como ASNEF, sin importar la magnitud de tu deuda pendiente.   
  • Es una buena opción para reagrupar deudas antiguas, hacer frente a embargos o llevar a cabo proyectos grandes como la creación y expansión de tu negocio.
  • Si heredaste un inmueble y necesitas pagar el impuesto de sucesiones y donaciones, puedes solicitar este tipo de préstamo y utilizar la vivienda heredada como garantía.

Requisitos para pedir un préstamo con Aval de Vivienda

Adquirir un préstamo de esta magnitud, representa un compromiso muy grande con la entidad prestamista. Debes estar seguro de que puedes hacer frente a las cuotas mensuales de pago, porque tu vivienda está en juego.

Por esta razón, los requisitos para un préstamo con garantía hipotecaria suelen ser muy flexibles, siendo los más comunes:

  • Ser mayor de edad, aunque algunas entidades bancarias exigen que el particular tenga por lo menos 25 años.
  • Poseer DNI o NIE vigente.
  • Último recibo del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI).
  • Ser titular de un inmueble que esté pagado en su totalidad o al menos en un 80%.
  • Presentar un informe de tasación de vivienda donde refleje su valor y otro de comprobación registral.

¿Dónde puedo solicitar préstamos con garantía hipotecaria?

Lo mejor de este tipo de financiamientos es que puedes ahorrarte todos los trámites y hacerlo desde casa de forma segura. Existen prestamistas hipotecarios como YounitedCredit que manejan este tipo de procedimientos de forma online al 100%.

También puedes optar por un buscador de préstamos como Kreditiweb, donde a través de una única solicitud, puedes recibir respuesta de varias entidades y compararlas para quedarte con la opción que más te convenga.

junio 29, 2020|Finanzas|Sin comentarios

Sobre el Autor:

Licenciada en Ciencias Económicas por la Universidad de Tarragona. Aficionada desde muy pequeña a los números, ha trabajado en proyectos financieros con diferentes empresas y actualmente colabora como asesora fiscal con diferentes entidades.

Deja tu comentario