Tarjetas revolving: ¿Qué son y cómo funcionan?

Tarjetas revolving

A la hora de realizar compras, existen múltiples tarjetas con las que podemos pagar, entre las que destacan las tarjetas de débito y de crédito. Sin embargo, muchos hablan de las tarjetas revolving, las cuales se han convertido en uno de los medios de pago imprescindibles a día de hoy.

Probablemente hayas oído hablar al respecto pero, si aún no te ha quedado claro, te contamos qué son las tarjetas revolving y cómo funcionan.

¿Qué son las tarjetas revolving?

Se trata de tarjetas que permiten gestionar un crédito al consumo, el cual podemos utilizar total o parcialmente, administrando los plazos en que vamos a devolverlo. A través de esta tarjeta podemos realizar cualquier tipo de compra y el pago queda automáticamente aplazado, permitiendo el pago poco a poco.

Por lo general, las tarjetas revolving tienen un límite de crédito que va disminuyendo conforme vamos realizando pagos con la tarjeta. A medida que vamos devolviendo el dinero, el crédito vuelve a estar disponible para que hagamos uso de él cuando lo necesitemos.

Tarjetas revolving - infografía

¿Cómo funciona este medio de pago?

La principal característica de las tarjetas de crédito revolving es que permiten devolver el dinero de forma fraccionada. A cambio de ello, debemos pagar unos intereses según la cantidad que fraccionemos y el tiempo que demoremos en hacer la devolución.

Este tipo de tarjeta permite devolver el importe de las compras realizadas durante varios meses. Para ello, nos da la opción de modificar ligeramente la cuota mensual a pagar, al momento de elegir la forma de amortización.

A la hora de hacer la devolución, existen dos opciones:

  • Pagar un porcentaje: Podemos elegir devolver un tanto por ciento cada mes, siempre dentro de unos mínimos y máximos que dependen de la tarjeta.
  • Pago fijo: Si elegimos esta opción, debemos pagar una cuota fija, igualmente dentro de unos mínimos y máximos estipulados.

Independientemente de la forma de devolución que escojamos, tendremos que pagar ciertos intereses. Sin embargo, hay que tener en cuenta que mientras más baja sea la cuota mensual, más demoraremos en devolver el dinero y más intereses pagaremos.

Recuerda que estas tarjetas son similares pero no funcionan igual que las demás, por lo que debes de informarte si finalmente decides pedir una tarjeta crédito o similares.

Ventajas y desventajas de las tarjetas revolving

Para saber si te conviene pedir o no una tarjeta revolving, echemos un vistazo a la siguiente tabla con sus pros y contras:

VentajasDesventajas
Ofrece un crédito personal que podemos utilizar parcial o totalmente cuando lo necesitemos.Los intereses y las comisiones se actualizan cada mes.
Permite pagar en plazos proporcionales o una cantidad fija al mes.El pago fragmentado del total puede eternizar la devolución de la deuda.
Permite comprar ahora y pagar más tarde en plazos.Los intereses son mucho más altos que los de los de los préstamos personales o las tarjetas de crédito convencionales.
Se puede retirar efectivo a crédito en cajeros automáticosEn caso de aplazar el pago, los intereses a pagar son muy elevados.
Las conceden tanto entidades bancarias como empresas, comercios o grandes superficies. 

La decisión de contratar una tarjeta revolving depende de ti, pero recuerda que tienes otras opciones a la hora de pedir crédito.

Tarjeta revolving o línea de crédito: ¿Cuál pedir?

Una alternativa a las tarjetas revolving son las llamadas líneas de crédito. Este medio de pago funciona de forma muy similar, aunque suele ir asociado a una de tus cuentas bancarias, donde la entidad financiera ingresa el dinero para que dispongas de él conforme vayas necesitándolo. Además, este medio de pago tiene intereses mucho más bajos que los de las tarjetas de crédito revolving, lo que es una enorme ventaja.

Si te interesa, en Money24.es te mostramos las mejores ofertas de líneas de crédito para que escojas aquella que mejor se adapte a ti. Así, con solo hacer un clic, puedes contratar financiamiento al instante para lo que necesites.

Última actualización: 17 noviembre 2021
Ranking creado a base de los préstamos otorgados con más frecuencia
3 - 24 meses
plazo
500 - 5 000 €
máximo primer préstamo
Admite ASNEF
» SOLICITAR «
12 - 72 meses
plazo
500 - 15 000 €
máximo primer préstamo
No
Admite ASNEF
» SOLICITAR «
3 - 60 meses
plazo
100 - 10 000 €
máximo primer préstamo
Admite ASNEF
» SOLICITAR «
6 - 96 meses
plazo
1 000 - 50 000 €
máximo primer préstamo
No
Admite ASNEF
» SOLICITAR «
61 - 90 días
plazo
100 - 1 000 €
máximo primer préstamo
Admite ASNEF
» SOLICITAR «
2 meses
? Pago semanal o mensual
plazo
300 - 500 €
máximo primer préstamo
No
Admite ASNEF
» SOLICITAR «

Al igual que ocurre con las tarjetas revolving, es importante que solicites una línea de crédito sólo si puedes hacer frente al pago de la deuda. Para que no tengas problemas para devolver el dinero, asegúrate de que el producto que contrates se adapte a tu situación.

¿Cómo reclamar tarjetas revolving?

Reclamar tarjeta revolving

Hasta la fecha, los altos intereses de las tarjetas revolving en España han perjudicado a muchos consumidores, metiéndolos en una terrible espiral de deudas. Por eso, cada vez son más los usuarios que buscan denunciar tarjetas revolving.

De acuerdo con la sentencia del Tribunal Supremo, para determinar si un interés es excesivo, se debe tener en cuenta el interés medio de las tarjetas de crédito y revolving. Según datos del Banco de España, este es el equivalente a 18,01%. Si los intereses que te ha cobrado la entidad superan dicha cifra, estás en todo tu derecho de hacer una reclamación.

Te preguntarás: ¿qué puedo reclamar? Pues bien, si has devuelto el dinero y al final has abonado más de lo que pediste prestado o de lo que gastaste con la tarjeta, puedes solicitar la anulación del contrato y la devolución del exceso de intereses y capital pagados. Asimismo, puedes reclamar la devolución del seguro y las comisiones que hayas pagado por la tarjeta, si los hubiera.

Por otro lado, si todavía no has terminado de pagar el gasto que efectuaste con la tarjeta, puedes pedir la anulación del contrato y la devolución de los intereses excesivos que te han cobrado. Sin embargo, tendrás que devolver el dinero que te prestó la entidad junto con unos intereses razonables.

Ahora bien, para reclamar por una tarjeta revolving existen dos vías:

  • Reclamación extrajudicial.
  • Reclamo por vía judicial.

Reclamación extrajudicial

El primer paso es siempre reclamar a la entidad financiera. A esto se le considera una reclamación extrajudicial.

Para que tenga efectos y puedas recuperar los intereses de la tarjeta revolving, debes enviarle a la entidad financiera una carta de reclamación, solicitando la nulidad del contrato más la devolución de los intereses.

Cuando haya recibido la reclamación, la entidad tendrá un plazo máximo de dos meses para contestar. Si llegan a un acuerdo, allí habrá acabado todo, de lo contrario, tendrás que acudir a una reclamación judicial.

Reclamación judicial

En caso de que la entidad menosprecie tu reclamación, tendrás que abrirte paso por vías judiciales, es decir que tendrás que demandar ante los Juzgados de Primera Instancia. Si bien puede que tardes más tiempo en recuperar tu dinero, tienes más probabilidades de lograrlo si te acoges a la sentencia del Tribunal Supremo.

Si presentas una reclamación judicial contra la entidad y ganas el caso, acabarás con la pesadilla de las tarjetas revolving y sus intereses abusivos.

Comentarios (0)
Deja tu comentario

Autorizo el tratamiento de mis datos para publicar comentario.

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Stanisław Duda Legal.
  • Finalidad: Publicación del comentario.
  • Legitimación: Consentimiento.
  • Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad