¿Qué es el periodo de carencia en un préstamo?

carencia en un préstamo

¿Sabías que cuando contratas un préstamo, existe un periodo de gracia en el que puedes quedar exento de una o varias obligaciones pactadas durante el contrato? Así es, a esto se le conoce como carencia en un préstamo, y aquí te contamos en qué consiste, cómo funciona y qué tipos hay.

¿Qué es la carencia en un préstamo?

El periodo de carencia de un préstamo consiste en un lapso de tiempo determinado (uno o varios meses o años), en el que el beneficiario queda exento de cumplir una o varias obligaciones incluidas en el contrato.

Generalmente, esta “ayuda financiera” se solicita cuando no se cuenta con liquidez suficiente para hacer frente a las mensualidades. Además, suele darse en casos en los que se piden cantidades elevadas de dinero, como sucede con los préstamos hipotecarios o préstamos de 50000 euros o más.

Si bien puede considerarse como un beneficio, el periodo de carencia también tiene algunas desventajas de las que ya hablaremos más adelante.

carencia de un préstamo

¿Cómo funciona la carencia en un préstamo?

Ya sabes qué significa periodo de carencia, ahora veamos cómo funciona esta cláusula presente en un contrato de crédito.

Como mencionamos anteriormente, la carencia de un préstamo permite reducir o anular la cuota mensual a pagar. Así, mientras dure la carencia, el prestatario no paga intereses o paga una cuota mensual más baja que la inicialmente pactada. Una vez que termina el periodo de gracia, se debe liquidar todo el capital junto con los correspondientes intereses, de manera normal.

En general, las condiciones relativas al periodo de carencia suelen acordarse al inicio del crédito. De este modo, se especifica si el mismo es parcial o total, y durante cuánto tiempo puede aplicarse.

Préstamo con carencia parcial

Como su nombre lo dice, un préstamo con carencia parcial es aquel en el que, mientras dure el periodo de carencia, el beneficiario abona únicamente los intereses del crédito, pero sin amortizar el capital prestado.

Puesto que solo debe pagar la parte correspondiente a los intereses del préstamo, durante ese plazo de tiempo la cuota mensual será más reducida.

Préstamo con carencia total

A diferencia del anterior, un préstamo con carencia total es aquel en el que, mientras dure el periodo de carencia, el beneficiario no paga ni el capital ni los intereses del crédito.

En otras palabras, esto significa que el prestatario queda eximido de la cuota mensual durante el tiempo que se aplique el periodo de carencia.

¿Cómo se calcula la carencia en un préstamo?

En lo que respecta al cálculo del periodo de carencia, este puede variar en función del tipo de crédito que se solicite. Sin embargo, pueden darse los siguientes tres casos:

  • No se solicita un periodo de carencia: al momento de calcularlo, tendríamos que considerar el capital solicitado, el tipo de interés y el número de cuotas a pagar.
  • Se solicita un periodo de carencia parcial: en el siguiente caso, habría que calcular los intereses que se abonarán durante el periodo de gracia y la cuota que se pagará una vez que este termine, la cual será más alta que la normal.
  • Se solicita un periodo de carencia total: en este último caso, no habría que calcular la cuota a pagar durante el periodo de gracia, pero sí la que se abonará una vez que este termine, y que será mucho más elevada que la normal.

¿Me conviene solicitar un periodo de carencia al banco?

periodo de carencia préstamo

Seguramente te estarás preguntando si te conviene solicitar un periodo de carencia al banco con el que tienes contratada una hipoteca o préstamo personal. Hacerlo podría parecer muy beneficioso, sobre todo si atraviesas por una situación económica difícil que te impide hacer frente al pago de las cuotas, pues te permitiría tener un respiro mientras mejora tu situación.

Sin embargo, debes tener en cuenta que ese respiro no es gratis, y que quien gana siempre es la entidad bancaria. Aunque parezca que te hacen un regalo, en realidad eres tú quien está pagando más al banco por ese “beneficio”. Al final, solo estás retrasando la fecha de vencimiento de tu préstamo y, por consiguiente, pagando más en intereses.

Por eso, aunque solicitar un periodo de carencia parezca muy tentador, debes tener en consideración las desventajas. Recuerda que las facilidades que ofrece el banco no siempre pueden ser las más adecuadas, ya que pueden comprometer aún más tu situación financiera.

Preguntas frecuentes

¿Qué es carencia en el banco?

Es un lapso de tiempo durante el cual puedes quedar total o parcialmente liberado de las obligaciones que has contraído con la entidad financiera.

¿Qué significa un año de carencia en un préstamo?

Significa que el beneficiario no paga intereses o no amortiza el capital del préstamo durante el año que dura el periodo de carencia.

5/5 - (4 votos)
Comentarios (0)
Deja tu comentario

Autorizo el tratamiento de mis datos para publicar comentario.

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Finelf sp. z o.o.
  • Finalidad: Publicación del comentario.
  • Legitimación: Consentimiento.
  • Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad