Pedir un préstamo personal teniendo una hipoteca y viceversa ¿Se puede?

si tengo un prestamo puedo pedir una hipoteca

Si estás pensando en comprar una casa, quizás te hayas planteado si se puede pedir un préstamo personal teniendo una hipoteca o si se puede pedir una hipoteca teniendo un préstamo personal. La respuesta es que , se puede, pero no es tan sencillo como parece.

Hay una serie de factores que debes tener en cuenta antes de solicitar una financiación adicional. Por eso te queremos dar algunas recomendaciones a seguir para pedir un préstamo si ya tienes otro.

Qué tener en cuenta antes de pedir una hipoteca y préstamo personal a la vez

Lo primero que debes saber es que pedir una hipoteca y un préstamo personal a la vez implica asumir un nivel de endeudamiento mayor, lo que puede afectar a tu capacidad de pago y a tu solvencia financiera.

Por eso, antes de solicitar un crédito adicional, debes analizar tu situación económica y valorar si realmente lo necesitas y si puedes hacer frente a las cuotas sin problemas. Contar con el asesoramiento de los mejores brokers hipotecarios puede ser una gran ayuda.

Además, debes tener en cuenta que las entidades financieras suelen ser más exigentes a la hora de conceder préstamos a personas que ya tienen otros créditos vigentes, ya que el riesgo de impago es mayor.

Es posible que te pidan más requisitos o que te ofrezcan condiciones menos ventajosas, como un tipo de interés más alto o un plazo más corto.

¿Si tienes una hipoteca puedo pedir un préstamo?

, se puede pedir un préstamo personal teniendo una hipoteca, siempre y cuando cumplas con los requisitos que te pida la entidad financiera. Estos pueden variar según el perfil del solicitante y el tipo de préstamo, pero por lo general suelen ser los siguientes:

  • Contar con ingresos regulares que te permitan hacer frente a las cuotas del préstamo y de la hipoteca sin dificultades. Si no es tu caso, puedes recurrir a un préstamo con aval.
  • La mayoría de entidades piden un historial crediticio limpio, es decir, no estar en ningún fichero de morosos como ASNEF o RAI. Sin embargo, en algunas financieras es posible pedir préstamos con ASNEF.
  • La suma de las cuotas no supere el 35% o el 40% de tus ingresos mensuales.
  • Tener unos ahorros previos, que te sirvan como garantía adicional o como fondo de emergencia en caso de imprevistos.

De hecho, si tienes una hipoteca puedes pedir un préstamo con garantía hipotecaria, donde consigues la financiación usando tu vivienda como aval.

¿Si tienes un préstamo personal a tu nombre puedes pedir una hipoteca?

, también se puede pedir una hipoteca teniendo un préstamo personal, cumpliendo con los requisitos que te pida la entidad financiera.

se puede pedir un préstamo personal teniendo una hipoteca

En este caso, si tienes préstamos te dan hipoteca siguiendo estos requisitos similares:

  • Tener unos ingresos regulares, suficientes y demostrables, que te permitan hacer frente a los plazos del préstamo y de la hipoteca sin dificultades. Si tienes problemas con los plazos, recurre a estos préstamos a plazos fiables.
  • Tener un historial crediticio limpio, es decir, no estar en ningún fichero de morosos como ASNEF o RAI.
  • Tener un nivel de endeudamiento bajo, es decir, que la suma de las cuotas del préstamo y de la hipoteca no supere el 35% o el 40% de tus ingresos mensuales.
  • Contar con ahorros previos que te sirvan para pagar al menos el 20% del valor de la vivienda más los gastos asociados a la compra (impuestos, notaría, registro, etc.).

Aunque actualmente no poseas los ahorros suficientes, te interesará saber que puedes pedir hipotecas sin ahorros.

¿Se puede meter un préstamo personal en la hipoteca?

, es posible incluir un préstamo personal en una hipoteca.

Este proceso se conoce como reunificación de deudas, y permite a los usuarios pagar una única cuota en lugar de hacer frente a múltiples pagos de deudas cada mes.

Sin embargo, aunque esta opción puede aliviar la carga financiera mensual, a largo plazo puede resultar en un costo de financiación más alto debido al pago de intereses. Por lo tanto, se puede pedir una hipoteca y un préstamo personal a la vez, pero no siempre es la opción más recomendable.

Recomendaciones para pedir un préstamo si ya tienes otro

En este punto, pensarás, puedo pedir un préstamo personal y una hipoteca. Pero antes, te recomendamos seguir estos consejos para hacerlo con responsabilidad y evitar problemas financieros:

  • Compara diferentes ofertas: No te quedes con la primera opción que encuentres. Busca y compara diferentes préstamos personales e hipotecarios. Ten en cuenta el tipo de interés, el plazo, las comisiones, los requisitos y las condiciones de cada uno. Así podrás elegir el que mejor se adapte a tus necesidades y a tu bolsillo.
  • Calcula tu capacidad de pago: Antes de solicitar un préstamo, haz un presupuesto de tus ingresos y gastos mensuales y calcula cuánto puedes pagar al mes sin comprometer tu estabilidad financiera. No pidas más dinero del que necesitas ni del que puedes devolver.
  • Negocia las condiciones: Si tienes un buen perfil financiero, es decir, si tienes unos ingresos altos y estables, un historial crediticio impecable, un nivel de endeudamiento bajo y unos ahorros previos, puedes intentar negociar con la entidad financiera para conseguir unas condiciones más favorables. Como un tipo de interés más bajo, un plazo más largo o una comisión de apertura menor.
  • Revisa el contrato: Antes de firmar el contrato del préstamo, lee detenidamente todas las cláusulas y asegúrate de entenderlas. Si tienes alguna duda, consulta con un asesor financiero o con un abogado. Puedes pedir una hipoteca y un préstamo personal, pero no firmes nada que no entiendas o que no te convenza.
  • Cumple con tus obligaciones: Una vez que hayas obtenido el préstamo, cumple con tus obligaciones de pago puntualmente. Si te retrasas o dejas de pagar, puedes enfrentarte a consecuencias negativas, como el incremento del interés de demora, la inclusión en un fichero de morosos o la ejecución de la garantía (en el caso de la hipoteca, la pérdida de la vivienda).

Como ves, si tienes un préstamo puedes pedir una hipoteca, pero no es una decisión que debas tomar a la ligera. Implica asumir un mayor nivel de endeudamiento y cumplir con unos requisitos más estrictos por parte de las entidades financieras.

Antes de pedir hipoteca y préstamo personal a la vez, debes analizar tu situación económica y valorar si realmente lo necesitas y si puedes hacer frente a las cuotas sin problemas.

5/5 - (1 voto)
Comentarios (0)
Deja tu comentario

Autorizo el tratamiento de mis datos para publicar comentario.

  • Información básica acerca de la protección de datos
  • Responsable: Finelf.com sp. z o.o.
  • Finalidad: Publicación del comentario.
  • Legitimación: Consentimiento.
  • Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace: política de privacidad.